+34 610836475 Las Palmas de Gran Canaria, España

Blockchain : caso de uso para la comunidad universitaria.

May
11
2018

Blockchain caso de usoCon este post, espero empezar una sección de casos de uso, en relación a diferentes temáticas referentes a nuevas tecnologías y área digital, con las que el lector en algún momento se pueda identificar o pueda ver, más que solo un artículo en el que se le explica algo, un ejemplo práctico de uso, aplicación, resultado y conclusión y ejemplos de puesta en marcha. Hoy y espero que otras muchas veces, pues es una temática que cada vez más, capta mi atención y tiempo, lo destinaremos a la Blockchain.

Introducción a la Blockchain

Podríamos decir que el Blockchain es un gran libro (Base de datos) donde serán registrados virtualmente todos los acontecimientos o movimientos (compras, ventas, contratos etc), quedando estos vinculados a un bloque, y a su vez, cada uno de ellos queda vinculado al anterior, constituyendo una cadena, no pudiendo ser alterados, pues si fuera ese el caso, la cadena quedaría corrupta.

Señalar que la blockchain tiene que ver, o mejor es decir, tendrá que ver, con prácticamente todos las materias que nos rodean actualmente, tales como las matemáticas, la seguridad, la industria, el derecho, la contabilidad, la economía en general y concretamente con el uso de criptomoneda y un largo etc.

Caso de Uso : Blockchain en la Comunidad Universitaria 

Con este texto y caso de uso, quiero explicar a un nivel llano, qué implica la blockchain, para ello tomamos un caso de ejemplo, que ha estado en boca de todos el pasado mes, el master de Cristina Cifuentes. El debate se centraba en si el master era válido o en este caso se habían saltado todos los requisitos académicos y se había dado el título sin cumplir los mismos. Todo ello ha acabado en tribunales, con el gasto de tiempo, dinero y recursos que ello implica.

Describamos un poco el entorno de los hechos. Primero pensemos en todos los actores implicados, por un lado nos encontramos con Cristina Cifuentes, por otro, los alumnos que supuestamente asistían a clase con ella ( el master era presencial), el tribunal que la examinó de su proyecto fin de master, profesores que le dieron clases de cada una de las asignaturas, personal de universidad que trasladan la información a las bases de datos, el director de la universidad que valida con su firma el certificado de obtención de título y la propia Universidad Rey Juan Carlos que sella y respalda el expediente académico, quizás se me quede alguno, pero en general supondrían 7 partes implicadas.

Por otro lado están los hechos, que en este caso en concreto son varios según el procedimiento de la universidad con respecto a un alumno, describámoslo. El alumno se matricula del master (hecho probado con el papel justificante de la matrícula), va a clase ( hecho probado con la habitual hoja de firmas que se pasa en las presenciales y el método oportuno que justifique la presencia virtual en aquellas asignaturas que así se establezcan), se presenta a los exámenes ( hecho probado con la prueba escrita y/o online) , y luego presenta su proyecto ante un tribunal ( hecho probado con el proyecto y el acta de haber asistido a la presentación del mismo), este pone la nota ( hecho probado con el documento de acta), y luego esta pasa a formar parte del expediente ( hecho probado con certificado global de notas o expediente académico) y finalmente termina (hecho probado con el título del master en papel).

Viendo lo anterior, meditemos sobre todos los procesos y el tiempo que conlleva la revisión, verificación y expedición de cada uno de los hechos y documentación que acabamos de ver y en este caso en concreto, que no se pudiera verificar en segundos, quién decía la verdad, quién mentía y si era así, quién era el supuestamente culpable. Por otro lado destacar  que actualmente el proceso burocrático en las universidades es brutal, lo cual genera que personal tanto docentes como administrativo, pierda parte de sus horas realizando esas comprobaciones y verificaciones, cuando muchas de ellas, incluso me atrevería a decir que todas, podrían ser automatizadas. Igualmente nos tenemos que fiar de lo que existe en la base de datos central que tiene la Universidad, lo que allí está, va a misa a nivel de titulación.

Volvamos a lo ocurrido, la Universidad había confirmado, certificado y validado el título de Cristina Cifuentes, pero parecía haber discrepancias por partes implicadas. Si preguntáramos a todas y cada una de los actores mencionadas anteriormente, cada uno dará una opinión en función de los hechos que ha visto o vivido, evidentemente unos discrepan de los otros, y ahí entra la cuestión: ¿a quién creemos?. Pongámonos a imaginar, aunque en este caso en concreto es un poco difícil, qué ocurriría si todos hubiesen estado presentes en cada uno de los hechos que se mostraban anteriormente, todos tendrían la misma información y esta es la misma para cada una de las personas, todos podrían validar que los hechos fueron ciertos o no. Pero añadimos, qué ocurriría si esa información del conjunto de hechos anteriores, estuviera registrada y firmada en un libro y que ese libro lo tuvieran todas las partes implicadas. La funcionaria que modificó la nota de una de dos de las asignaturas, pasando estas de no presentadas a notable, solo lo podría variar en su libro, pero este hecho no constaría en todos los demás, con lo cual se vería rápidamente que ha sido un acto “supuestamente” corrupto, quién lo ha cometido y se evitaría que esta o cualquier otra acción fuera de lo común, pasase desapercibida, y pueda ser eliminada, modificada e incluso encubierta a posteriori. Igualmente ocurriría, en cualquier parte de los procesos descrita, si se intentara variar algo. 

Pero y si por error hubiera que cambiar una nota que ha sido mal trasladada al expediente o se quisiera generar cualquier cambio sobre una vida académica. Esto requeriría el acuerdo de más del 51% de las partes implicadas, las cuales han registrado cada uno de los procesos anteriores en el libro general y este a su vez está replicado y en poder de las diferentes partes, acumulándose en ellos la información y en la que cualquier cambios con efecto retroactivo será virtualmente imposibles, si no llegase a acordarse el mismo.

Explicación técnica de la aplicación de la Blockchain.

Si trasladamos este caso, para ahora explicarlo con palabras más tecnológicas, digamos que la blockchain está formado por una red descentralizada y/o distribuida, en la que cada nodo podría ser cada parte implicada mencionada anteriormente (actores) y cada movimiento (hecho) dentro de la misma, es registrado de forma que puede ser monitorizado por todos los miembros o partes que constituyen la misma, e incluso si la red fuera pública o semipública cabría la posibilidad de que esa información pudiera estar en otros nodos y entraran terceras partes en esa verificación.

Cada hecho, transacción o registro es único, poseyendo unos caracteres alfanuméricos únicos, que indican una sola transacción en toda la blockchain, no pudiendo ser duplicada, evitando de esa manera datos falsos o actividades ilegales sobre la misma y si así ocurriera, esta información registrada también sería imborrable, por lo cual no puede ser eliminada la evidencia de cualquier uso indebido. Por tanto, todo podría ser auditado y monitorizado de forma automática y permanente por cada una de las partes involucradas, permitiendo que cada transacción realizadas sea reconocida y que se pueda verificar su procedencia, su fin y destino, reduciendo así las posibilidades de actos de corrupción.

Woolf University: Ejemplo de Universidad que está poniendo su Blockchain en marcha.

La Woolf University dentro del Universidad de Oxford, se ha convertido en la primera universidad a nivel mundial en implantar Blockchain, esta según dicen será como el Uber para estudiantes o Airbnb para académicos, no tendrá un campus físico y se basará en una aplicación que permita a los académicos divulgar su experiencia a los futuros estudiantes, que a su vez pueden seleccionar módulos que se adapten a sus necesidades e intereses. La Blockchain en este caso, se utilizará para regular los contratos y pagos y también para registrar el rendimiento académico. Pretende también agilizar y automatizar una variedad de procedimientos administrativos y reducir los costos generales, igualmente se aspira a tener una organización descentralizada y autónoma en la que las personas tienen seguridad con respecto a sus contratos, siendo el objetivo final convertirse en un motor de oportunidades de trabajo y seguridad para los docentes, así como una alternativa de bajo costo para los estudiantes.

 

Sobre el autor Yolanda Hernández

Yolanda Hernández Ha escrito 41 post en el blog.

Consultora, formadora y conferenciante en el ámbito de los Negocios Online y Estrategia Digital. Actualmente su carrera está centrada en la consultoría y docencia, además del desarrollo de una metodología para la generación de estrategia digital , enfocada a emprendedores y a empresas cuyos proyectos operen dentro del ámbito digital y necesiten una correcta definición. Yolanda Hernández

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Yolandahernandez.es Todos los derechos reservados